Desde el uno de enero de 2013 todo contribuyente en España, es decir, todo el que paga impuestos aquí, y haya sacado o saque una hipoteca para comprar su vivienda habitual, no puede deducir ni un euro en su declaración de renta. Sin embargo aún quedan «afortunados» que se hipotecaron antes del 31/12/2012 y que pueden seguir deduciendo en su renta las cantidades invertidas en sus moradas. Pero cuidado a los agraciados Hacienda ésta intentando que cada vez sean menos, y está enviando liquidaciones a diestro y siniestro donde te «quitan» la deducción por no cumplir los requisitos de la disposición transitoria decimoctava de la Ley 35/2006 del IRPF

Los requisitos para poder aplicar la deducción por inversión en vivienda habitual son los siguientes:

El primero y principal,que no está en la mencionada disposición transitoria, pero que merece especial mención, pues es por el que Hacienda esta «pillando» a más de uno, es que la vivienda debe ser HABITUAL, es decir, debe estar habitada de manera efectiva por el contribuyente. No vale que solo estés empadronado en la casa de la playa por que es la que me estoy deduciendo y en realidad no vivas allí, hay que vivir en ella de manera permanente y efectiva, sin perjuicio de la ausencias temporales que se puedan producir como consecuencia de ir de verdad a pasar el verano a esa casita de la playa que te estabas deduciendo o por ejemplo salir de viaje.

Otro requisito es haber adquirido la vivienda habitual con anterioridad a 1 de enero de 2013 o satisfecho cantidades con anterioridad a dicha fecha para la construcción de la misma.

Si desgraciadamente has recibido una carta de Hacienda, donde se quieren llevar por delante tu derecho a deducir la que realmente es tú vivienda habitual, ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos a luchar por lo que es tuyo.